6 pasos para crear hábitos de trabajo exitosos

/
Home » Favoritas » 6 pasos para crear hábitos de trabajo exitosos

¿Has pensado cuántas horas de trabajo te toma realizar las cosas y volver a enfocar tus esfuerzos con cada email y tarea menor? Las investigaciones demuestran que volver a concentrarse en una actividad toma un promedio de 23 minutos luego de una interrupción. Ahora, piensa en cuánto tiempo has perdido y cuántas veces te comprometiste con hacer algo pero no lo lograste en realidad.

Establecer una meta clara

Establecer metas puede ser la clave del éxito para tus actividades laborales diarias. Quizás sepas que quieres cumplir una fecha de entrega en el trabajo, pero necesitas haber realizado suficiente investigación para elaborar el producto final en una cantidad de tiempo específica. Piensa qué quieres lograr con cada tarea. Esto te permitirá establecer un objetivo escrito más claro, lo que te ayudará a identificar hábitos más específicos. Comienza por algo pequeño. Un cambio pequeño puede llevar a que experimentes un cambio más grande. En lugar de concentrarte en la tarea entera y no lograr finalizarla, divídela en trozos más manejables. En lugar de intentar completar tu tarea en una hora, divídela en unidades más pequeñas.

Eliminar las distracciones

Muchas personas culpan a los emails y a las redes sociales por las distracciones, pero la verdad es que no estás solo. Nuestras habilidades para socializar han estado suprimidas por mucho tiempo, y la realidad es que no hay sustituto para la concentración. Apaga tu teléfono. Tómate el tiempo de darte cuenta cuánto pasas mirándolo, jugando con el y revisando tus redes sociales. Si es más de lo que puedes contar, apágalo por un tiempo. Limpia tu bandeja de entrada. O puedes intentar suprimir las notificaciones durante la jornada laboral. Tienes que saber que todos los emails no son, como podrías imaginar, tan solo un par de mensajes bien pensados provenientes de amigos, familia y colegas. La bandeja de entrada puede ser como un agujero negro que chupa todos tus pensamientos. Elimina lo que realmente no importa.

Usar un temporizador

Este es el truco más efectivo para entrenar a tu cerebro para que aprenda a concentrarse. Establece un temporizador por tan solo 15 minutos e intenta hacer algo que no disfrutes realmente y en lo que no seas tan productivo. Tu cerebro intentará luchar contra esto pero eventualmente lograrás concentrarte y no permitirás que otros estímulos te distraigan. Date un premio. Que sea algo que disfrutes. Por ejemplo, si estás escribiendo un artículo, date el lujo de ir al gimnasio en tu recreo para relajarte y mover tu cuerpo. Esto hará que te entusiasmes con la tarea y refuerces que tu meta es volverte más eficiente. Un hábito, en esencia, es repetir un comportamiento una y otra vez hasta que se vuelva habitual.

Encontrar un lugar de trabajo dedicado

La tarea de encontrar un espacio de trabajo dedicado parece fácil, pero puede representar un desafío. Después de todo, necesitarás algo para separarte de tu teléfono, computadora y todas las otras distracciones que evitan que te pierdas en tu trabajo. Sé específico en el tipo de espacio que necesitas: un escritorio dedicado, de preferencia con enchufe, cerca de una ventana o puerta, con teléfono, computadora e impresora. Si esto no es posible, considera elegir una parte calma de tu casa que esté libre de paredes que te distraigan, y ármate un cuarto cómodo con todo lo que necesitas para mantenerte concentrado en tu tarea. Si te resulta demasiado difícil concentrarte en tu casa, puedes intentar en un espacio de coworking u oficina virtual.

Crear un plan de acción

Esta es la clave de un hábito de trabajo efectivo. No puedes activar tu fuerza de voluntad todo el tiempo. Por lo tanto, debes establecer guías. Crea un propósito claro para tu plan de acción, ya que asegurará que dediques más de tu tiempo en las cosas que más te importan. También necesitas crear un sistema de recompensas para impulsarte a respetar el plan de acción. Asegúrate de tener una recompensa preparada para el final de cada tarea o actividad. Establece una intención. Una persona que quiere romper la rutina es una persona que tiene una intención en mente. Debes estar seguro de estar yendo en la dirección que te interesa. Está bien tener una intención para el resto de tu vida y trabajar para ser un mejor ser humano. Tómate un momento para considerar cuál quisieras que fuera tu legado.

Conclusión

Crear un objetivo simple y trabajar en él cada día es la manera de volverse más exitoso en las tareas del día a día.

Osmos Cloud

osmoscloud.com

¿Interesado en aprender más?
¡Suscríbete para recibir nuestros últimos recursos directamente en tu bandeja de entrada y obtén acceso anticipado a nuestros seminarios web!