Las 7 características principales que debe tener un CRM

/
Home » Negocios y Emprendimiento » Las 7 características principales que debe tener un CRM

Los clientes son el activo más valioso de una empresa. Sin embargo, gestionar las interacciones y relaciones con tus clientes es una tarea difícil. Es por eso que cada vez más empresas invierten en un CRM.

El CRM es una potente herramienta diseñada para simplificar la interacción entre los clientes y tu empresa. Sin embargo, entre las innumerables herramientas CRM que puedes encontrar en el mercado, es difícil seleccionar la mejor para tu negocio.

Para ayudarte en tu proceso de selección, hemos preparado una lista de siete características clave que debe tener un CRM.

1. Visión de 360 grados del perfil del cliente

Es difícil hacer un seguimiento de los clientes si su información está dispersa entre varias aplicaciones. Un buen CRM incluye un perfil detallado de tus clientes, con sus datos de contacto, proyectos, presupuestos, facturas, expedientes e historial de correspondencia. De este modo, no es necesario hacer malabarismos entre los correos electrónicos, el almacenamiento de archivos y la gestión de tareas para obtener información de un cliente.

Un CRM que proporciona una página para cada uno de tus clientes permite a tu equipo de ventas trabajar de forma más eficiente y estar en la página correcta.

2. Múltiples canales de venta

Los canales de ventas te permiten organizar y hacer un seguimiento visual de los prospectos potenciales a medida que avanzan en el recorrido del comprador. Ofrecen una visión general rápida de todos tus clientes y prospectos clasificados con etiquetas a medida que avanzan en el proceso de ventas.

Sin embargo, la mayoría de las veces, un canal de ventas no es suficiente. Por ejemplo, ¿qué pasa si tienes varios productos o vendes en varios países? Por eso es crucial invertir en una herramienta de CRM con funciones para crear múltiples canales de ventas.

En este caso, debes centrarte en invertir en un CRM que te permita segmentar y etiquetar a tus clientes y prospectos para diferentes canales de ventas.

3. Informes y métricas

No puedes saber si tu negocio está cumpliendo sus objetivos sin un seguimiento constante. Analizar sus datos y compararlos con tus métricas de ventas te permite tomar decisiones calculadas para las ventas futuras.

Las plataformas de CRM deben incluir funciones de informes y análisis que te muestren las conversiones de prospectos y los ingresos por ventas. Una buena herramienta de CRM debe tener gráficos incorporados en sus informes para permitirte visualizar el progreso de tus ventas.

Por ejemplo, Osmos Cloud proporciona cinco informes de CRM diferentes, con características como el tiempo dedicado a cada etapa de los prospectos, la tasa de captación de los mismos y la comparación entre las previsiones de venta y las ventas reales. Además, Osmos incluye otros 25 informes empresariales sobre ventas, procesos financieros y eficiencia.

4. Administración de tareas

La gestión de clientes y prospectos potenciales es más fácil si tienes todas las tareas, listas de tareas, plazos y recordatorios dentro de la misma herramienta. De esta manera, es más fácil para tu equipo de ventas estar al tanto de todo lo que hay que hacer.

Una plataforma CRM que incluya tareas e información relacionada dentro del perfil de cada cliente ayuda a mantener a los equipos al día con el trabajo que tienen que hacer para cada cliente.

5. Funcionalidad de cotización

Elaborar una cotización es un proceso agotador si no se dispone de una herramienta que centralice toda la información necesaria. El proceso puede requerir mucho tiempo y esfuerzo.

Sin embargo, una herramienta de CRM con funcionalidad de cotización aumenta la productividad de tu equipo. Ahora, tus representantes de ventas pueden crear cotizaciones en cuestión de minutos y enviarlos directamente a los clientes o prospectos dentro desde la plataforma CRM.

Además de agilizar el proceso de cotización, ahora puedes ver las cotizaciones que se envían al perfil del consumidor. De esta forma, tienes una visión completa de los pedidos y productos de ese cliente.

Hay soluciones CRM como Osmos que tiene una funcionalidad eQuote (sistema de cotización). Esta función permite a las empresas recibir presupuestos de múltiples canales más rápidamente dentro del CRM.

6. Facturación y cobro

Si tienes una empresa que necesita enviar facturas o realizar cobros a sus clientes constantemente, necesitas un CRM que integre dichas funciones.

La función de facturación te permite crear y enviar facturas a los clientes dentro del CRM. Normalmente, las herramientas tienen plantillas prediseñadas que puedes utilizar para facturar.

Las plataformas de CRM con funcionalidad de cotización suelen incluir una función que convierte las cotizaciones en facturas en cuestión de clics.

7. Integración con terceros

Aunque el cliente es el centro de un negocio, tu empresa pasa por numerosos procesos para conseguirlo. Piensa en la abundancia de herramientas que tus equipos utilizan en su flujo de trabajo diario.

Un buen CRM debe servir de puente entre esos procesos. Por ello debe permitir la integración de herramientas de terceros como Gmail, Slack, Paypal, Calendario, aplicaciones de redes sociales, y muchas otras.

Cuanta más integración permita el CRM, más fácil será para tus representantes de ventas recopilar toda la información necesaria para realizar las ventas.

Conclusiones

El CRM es una herramienta esencial para hacer negocios. Sin embargo, con cientos de CRM en el mercado, es difícil encontrar el más adecuado para tu negocio. Por eso es necesario tener en cuenta las características clave que debe incluir un buen CRM y cómo puede ayudar a tu negocio o empresa.

Osmos Cloud

osmoscloud.com

¿Interesado en aprender más?
¡Suscríbete para recibir nuestros últimos recursos directamente en tu bandeja de entrada y obtén acceso anticipado a nuestros seminarios web!